Blog navigation

Últimas entradas del blog

Sangría de Vino Blanco directamente desde Huelva

615 Visitas 75 Gustó

La Sangría de Vino Blanco que no te puedes perder

Si estás leyendo esta entrada seguramente es porque alguna vez has probado la sangría. Un espectáculo de mezcla de sabores que nos ayuda a refrescarnos y alegrar cualquier comida.

Si es así, puede que estés pensando, ¿una sangría con vino blanco? Puede tener buena pinta pero, ¿azul? Eso no tiene sentido.

Pero, en Bocados de Huelva, nacimos con el objetivo de dar a conocer todos nuestros productos de proximidad de nivel gourmet. Y por ello, tenemos que explicaros cómo sacar el mejor partido a los regalos que nos trae nuestro Condado de Huelva para disfrutar en vuestros domicilios.

El Condado de Huelva es famoso por sus exquisitos vinos blancos secos, semidulces, dulces…pero, Gamblue nos ofrece la oportunidad de disfrutar de un vino azul con el sabor de un vino blanco semidulce frizzante.

En esta receta veremos como hacer una riquísima sangría de vino blanco con Flor de Édalo, un gran vino de nuestra tierra, semidulce. Sin embargo, este mismo vino puedes cambiarlo por un Viñagamo Etiqueta Negra si quieres bajar la graduación y un toque frizzante. Y si te atreves, con las mismas características del Viñagamo Etiqueta Negra, puedes utilizar nuestro querido vino azul, el Gamblue Frizzante.

¿Te atreves? ¡Vamos a por ello!

 

Tiempo de preparación: 15 minutos

Ingredientes para 6 personas

  • 1 litro y ½ de vino blanco (Flor de Édalo, Viñagamo Etiqueta Negra o Gamblue son nuestros preferidos en esta receta)
  • 2 limones en zumo
  • ½ litro de zumo de frutas (puedes hacerlo casero o comprar hecho el que más te guste, naranja, piña, manzana…)
  • 100 gr de azúcar aunque al ser vinos semidulces mejor poner al gusto
  • Fruta variada (fresas de Huelva, melocotón, piña, melón…) 
  • 1 vasito de licor dulce o afrutado si se quiere aumentar la graduación (moscatel, por ejemplo)
  • ¡Hielo, mucho hielo!

Preparación

¡Es súper sencillo!

Paso 1: 

En primer lugar, prepara el vino blanco que elijas muy frío en la nevera y el zumo de las frutas que hayas elegido. 

¿Qué vino podemos utilizar?

Si quieres una sangría de vino blanco clásica te recomendamos utilizar Viña Barredero, eso sí, deberás ponerle más azúcar a la sangría

Si prefieres un vino semidulce, sin duda, Flor de Édalo, aquí ten cuidado con el azúcar que añadas ya que, además del vino, tendrá dulzor por el zumo y los trozos de frutas.

Si lo que quieres es una sangría con un toque frizzante y dulce, Viñagamo Etiqueta Negra es tu elección.

Pero si te atreves a innovar y quieres que todo el mundo recuerde tu sangría dulce, frizzante y…AZUL…utiliza Gamblue.

Paso 2: 

Extrae el zumo de los dos limones exprimiéndolos y resérvalo.

Paso 3:

Ahora vamos con el zumo de frutas, puede ser natural, exprimiéndolo, licuándolo y colándolo tú o comprarlo ya hecho, como prefieras. Recuerda, necesitamos ½ litro.

Paso 4:

Pela (si es necesario) y trocea la fruta que hayas elegido. La fresa le dará un toque de color muy bueno pero puedes utilizar manzana, piña, melón…

Paso 5:

¡Y ya tenemos nuestra sangría! En una jarra junta el vino, los zumos, el azúcar y los trozos de fruta con mucho hielo. Si no vas a consumirlo en el momento, no eches el hielo, guárdalo en la nevera y añade el hielo cuando vayas a servirlo.

Idea: También puedes decorarlo con unas hojitas de menta.

Si te atreves a hacer esta receta compártelo con nosotros en Redes Sociales, quien sabe, ¡el más atrevido puede tener premio!

Por cierto, ¿sabes la mejor manera de acompañar una sangría bien fresquita? Con unas riquísimas ¡¡Gambas Blancas de Huelva!!!

Y recuerda, lo mejor de disfrutar en una comida es hacerlo con salud y grandes recuerdos. Por ello, te pedimos que hagas un consumo responsable del alcohol.

Publicado en: Recetas
  • Registro

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña